El éxito de tus proyectos no depende de una edad específica, sino del liderazgo y pasión que tengas por alcanzarlo. Así lo demostraron los que hoy son reconocidos como los jóvenes empresarios más exitosos del mundo: como Kylie Jenner quien a sus 18 años construyó una fortuna de 900 millones de dólares en menos de tres años cuando lanzó su línea de cosméticos; Brian Chesky quien fundó Airbnb (una de las plataformas más reconocidas y utilizadas a nivel mundial en hospedajes) a los 27 años; Steve Jobs cuando tenía 26 años consiguió el éxito millonario al haber fundado anteriormente la exclusiva marca Apple; y Bill Gates quien tenía sólo 20 años cuando fundó Microsoft.

Lo evidente es que la mejor cualidad de ser jóvenes, es que tenemos la capacidad de lograr cosas asombrosas a pesar de nuestra inexperiencia.

Estos y otros jóvenes exitosos, quisieron compartir su legado de principios para que tú también puedas ponerte en el camino de alcanzar nuevos niveles de éxito:

  1. Construye una red de personas exitosas

Lo bueno de hacer esto, es que conseguirás excelentes consejos y acceso a futuros socios comerciales y emprendedores exitosos. Crea una red uniéndote a una organización activa y haz sentir tu presencia haciendo una contribución de gran tamaño a la causa. Con el tiempo, los miembros se darán cuenta y podrás hacer conexiones comerciales valiosas que te servirán en tu carrera profesional.

  1. Edúcate constantemente para dominar tu negocio

El mundo de los negocios siempre está cambiando rápidamente, y el ritmo del cambio continuará acelerándose con nuevas tecnologías. Para mantenerte al día con las tendencias del mercado, es importante que te eduques constantemente.

El autoaprendizaje puede venir en muchas formas. Puedes participar en cursos de liderazgo y negocios en línea gratuitos, y asistir a conferencias sobre un área específica de negocios, tanto para que aprendas sobre las mejores prácticas como para construir una red de contactos.

  1. ¡Escucha más de lo que hablas!

Richard Branson dijo: «Debes escuchar más de lo que hablas». El multimillonario líder empresarial tiene razón. El liderazgo efectivo requiere comprender los pensamientos, sentimientos y necesidades de tu equipo de trabajo. Sobre la base de esta información, los líderes deberán tomar decisiones decisivas e informadas. De lo contrario, no escuchar a colegas o las personas de tu equipo puede causar frustración y llevar a resultados empresariales deficientes.

  1. Comunícate con señales no verbales

El profesor de psicología de la Universidad de California Los Ángeles, Albert Mehrabian, sostiene que gran parte de la comunicación proviene de señales no verbales. Él dice que aproximadamente el 55% de la comunicación es no verbal, 38% se basa en el tono de voz y sólo el 7% se basa en la selección de palabras.

Para comunicarte de manera efectiva, asegúrate de prestar atención a las señales no verbales importantes. Evita tener una mala postura, esfuérzate en hacer contacto visual y presentar una apariencia segura y tranquila.

  1. Implementa reglas para gestionar tus tareas

Lo sé, un joven piensa que son interminables las cantidades de tareas que tiene que hacer. Sin embargo, podrás salir de ellas más rápido si te mantienes organizado. En una pared, en tu agenda o hasta en tu dispositivo móvil, diseña un marco que describa el cronograma de tus tareas según el nivel de prioridad que tengan. Te aseguro que así obtienes el control de tus metas.

  1. Se humilde

Probablemente estás pensando que ser humilde no es algo difícil, pero cuando de cuidar nuestro ego se trata, individualizamos nuestras ideas exponiéndolas ante una línea muy delgada que nos separa del orgullo. Ser orgulloso al extremo nos impide abrir la mente a factores externos a nosotros, que son determinantes para el crecimiento personal, el de tu equipo y finalmente el de tus metas.

Comienza a ver los acontecimientos y las opiniones de los demás como una oportunidad no sólo de mejorar, sino de aprender algo nuevo. Un líder exitoso y humilde puede acceder con más precisión a sus fortalezas y debilidades, obteniendo el apoyo y respeto de su equipo.

  1. Abraza el cambio

Algunos de los mejores líderes son capaces de aceptar el cambio o incluso sacar provecho de él, incluso cuando el cambio es difícil. Así lo hicieron Brain Chesky, quien estuvo dispuesto a transformar Airbnb de una empresa enfocada en brindar servicios a inquilinos a una plataforma de alojamiento en todo el mundo; y Mark Zuckerberg al fundar Facebook, asume todos los días el reto de adoptar los cambios y variedades de su exigente mercado para mejorar su experiencia en la plataforma.

Abrazar el cambio no quiere decir que debas cambiar tu esencia, significa que para llegar al éxito de tus propósitos a veces es necesario adaptarte a nuevos caminos o formas de llevar a cabo un plan.

  1. Mantente actualizado con las últimas tecnologías

Este, por ejemplo, es un tipo de cambio que debes abrazar. Un joven exitoso sabe que la tecnología es uno de los recursos claves para desarrollar y agilizar mejor los procesos que le permitirán alcanzar sus metas. Deja atrás los métodos tradicionales para hacer tareas o relacionarte con nuevos mercados, constantemente están creando nuevas plataformas y dispositivos que te brindan un acceso directo al futuro de tu negocio.

  1. Practica el liderazgo de servicio

El liderazgo de servicio significa que como líder empresarial eres responsable de capacitar a tu equipo para que tenga éxito ante todo. En lugar de pedirle a la gente que lideras que te sirva a ti y a tus metas, tu eres el mentor y animas a tu equipo a alcanzar las suyas. Suponiendo que los objetivos estén alineados con la visión de la empresa, el negocio tendrá éxito cuando su equipo también lo tenga.

  1. Da y pide comentarios sinceros

La retroalimentación sincera puede ser incómoda al principio, pero las mejores organizaciones y líderes lo utilizan para mejorar cada día. Para crear esta cultura, comienza solicitándola a colegas y miembros de tu equipo. Una vez que establezcas un buen ejemplo, los demás también comenzarán a solicitar comentarios.

  1. Encuentra un balance de vida

Tomar tiempo para ti mismo mejora la productividad y la felicidad. Aunque convertirte en un joven exitoso requerirá de mucho sacrificio, aún es importante encontrar tiempo para ti mismo.

Una forma efectiva de crear un equilibrio entre la vida personal y la laboral es programar actividades laborales y personales en el mismo calendario. Si eres consciente de proteger tu tiempo, podrás vivir una vida productiva y equilibrada.

  1. Deja que los objetivos a largo plazo guíen la toma de decisiones

Es fácil rendirse en el día a día. El correo electrónico, las reuniones y las tareas urgentes pueden dificultar el enfoque en objetivos importantes a largo plazo. Pero es importante que, como líder, mantengas una perspectiva hacia el futuro que priorice el pensamiento estratégico sobre el trabajo cotidiano.

Los jóvenes exitosos tienen la capacidad de dar forma a nuestro mundo y crecer tanto personal como profesionalmente, genera un valor agregado increíble y único. Considera adoptar algunos de los consejos que fueron claves y útiles para los empresarios mencionados en este blog. Esto te permitirá estar más cera del éxito. ¡Estamos seguros que podrás lograrlo!.