Tu vida crediticia refleja los patrones de pago de un crédito a lo largo del tiempo. El historial de pagos y los índices de utilización del crédito se encuentran entre los factores más importantes en muchos modelos de calificación crediticia y juntos pueden representar hasta el 70% de la misma, lo que significa que tienen una gran influencia. A continuación, te mostraremos cómo puedes hacer para mejorar tu vida crediticia:

  1. Paga tus cuentas a tiempo

Cuando las entidades financieras revisan tu informe de crédito y solicitan consultarte en centrales de riesgo, están muy interesadas ​​en tu comportamiento de pago. Esto debe considerarse para el pronóstico del comportamiento futuro.

Pagar tarde tus facturas o cualquier préstamo que tengas puede afectar considerablemente tu calificación crediticia.

Es una buena idea utilizar recursos y herramientas como pagos automáticos o recordatorios de calendario para asegurarte de pagar a tiempo.

  1. Mantén los saldos bajos en tus tarjetas de crédito

La alta deuda pendiente en tus tarjetas puede afectar tu vida crediticia.

El índice de utilización del crédito es otro número importante en los cálculos de puntuación de crédito. Un bajo índice de utilización del crédito les dice a las entidades financieras que no has utilizado al máximo tus tarjetas de crédito y que probablemente sabes cómo administrarlas.

  1. Solicita y abre nuevos créditos sólo cuando sea necesario

Aunque abrir un nuevo crédito puede aumentar tu límite de crédito general, también afecta tu vida crediticia, ya que demasiadas consultas en su informe de crédito, indica a las entidades financieras que puedes estar contrayendo una nueva deuda.

Además de mantener un historial de pagos positivo y un bajo índice de utilización del crédito, ten en cuenta los siguientes puntos:

  • Si tienes autodisciplina, puedes dejar abiertas las cuentas de crédito no utilizadas. Estas cuentas se suman al crédito total que tienes disponible y no usarlas mantiene baja la cantidad de crédito que estás usando, lo que produce un índice de utilización de crédito más bajo.
  • Revisa periódicamente tu informe de crédito para detectar cualquier inexactitud y elimínala de inmediato.
  1. Evita alargar tus deudas

Si bien tener una tarjeta de crédito puede ser una necesidad, tratar de pagar tu deuda mientras sólo haces el pago mínimo, es un ejercicio inútil. Con las tasas de interés, sólo alargarás el tiempo necesario para deshacerte de tu deuda.

Administrar los créditos no es una tarea fácil, pero valdrá la pena las recompensas de menos estrés y más estabilidad financiera. Aumentar tus pagos mensuales tanto como sea posible podría ayudarte a pagar menos a largo plazo.

Los pagos atrasados por lo general vienen con un recargo por retraso y es posible que aumente su tasa de interés. Los pagos atrasados también pueden afectar tu puntaje de crédito . Esto hará que sea más difícil obtener préstamos y significa que terminará pagando tasas de interés más altas en los próximos años.

¿Cuánto tardas en reconstruir tu vida crediticia?

Si tu informe de crédito tiene reportes negativos (como retrasos en los pagos, un recibo público sin pagar o demasiadas consultas) debes pagar los saldos pendientes y esperar a que tu puntaje poco a poco vaya mejorando.

El período de tiempo para reconstruir tu historial de crédito después de un cambio negativo depende de las razones detrás del cambio.

  • Las moras permanecen en las centrales de riesgo hasta por 4 años. La Ley Habeas Data (artículo 13 de la Ley 1266 de 2008 y la Sentencia C-1011 de 2008 de la Corte constitucional) establece que la información negativa que refleja incumplimientos o moras tendrá un plazo máximo de permanencia de 4 años, contados a partir de la fecha de pago o extinción de la obligación.
  • Construir tu vida crediticia y mejorar tu puntaje de crédito lleva tiempo y no hay atajos. Un buen puntaje puede abrirte las puertas, desde ayudarte a calificar para las mejores tasas de interés y términos cuando pides dinero prestado, hasta influir en cuánto pagas por el seguro de vida, algunos beneficios podrían ser puertas que ni siquiera pensaste que existieran.

Teniendo en cuenta la importancia de las puntuaciones crediticias para tu bienestar financiero general, es aconsejable hacer todo lo posible para garantizar que el tuyo sea lo mejor posible.