Tips para obtener créditos sin vida crediticia

Las personas desean asegurar un futuro exitoso invirtiendo en estudios, una idea de negocio, o alguna actividad o bien productivo, sin embargo, muchos no cuentan con los recursos económicos necesarios; por esta razón acuden a buscar un crédito educativo, microcrédito o cualquier préstamo para jóvenes emprendedores.

El primer obstáculo normalmente es no tener vida crediticia, este es un requisito importante no sólo para las entidades financieras sino también para quienes deciden dar este importante pasó.

Entonces, quizás hoy muchos se preguntan ¿Cómo puedo obtener vida crediticia si las entidades financieras me rechazan mi solicitud de crédito por no tenerla? Lo cierto es, que el sistema financiero constantemente está en búsqueda de nuevas alternativas para incorporar más consumidores y que estos puedan obtener, por ejemplo, un crédito educativo sin vida crediticia o diferentes opciones para iniciarla.

Si eres de los que creen los proyectos de inversión que tienes los puedes alcanzar más rápido financiándolos, estos tips te van a ayudar a obtener tu primer crédito:

Ten paciencia y organiza tus proyecciones financieras

Cualquiera que sea el proceso que escojas para iniciar, asegúrate de que sea el más conveniente para tu bolsillo. Iniciar tu vida crediticia es un paso importante que requiere de mucha responsabilidad

Te puede interesar: 7 cosas que debes saber antes de obtener un crédito personal

Debes tener en cuenta que, al tratarse de una persona sin vida crediticia, es normal que sea más largo el proceso de evaluación y aprobación de un crédito en las entidades competentes. Por eso, evita llevar tus finanzas a la carrera y tomar decisiones apresuradas, planeando anticipada y cuidadosamente todo tipo de movimientos financieros (tal vez necesites ayuda de personas con experiencia o especialistas en educación financiera). Este será el factor determinante de una vida crediticia saludable.

Aprovecha las ofertas que ofrecen las entidades financieras

Usualmente las entidades bancarias hacen presencia en instituciones educativas y empresas a través de ferias o jornadas promocionales con el fin de brindar ofertas especiales para cada segmento. Les dan la oportunidad a los usuarios de abrir una cuenta de ahorros, o si ya la tienen, les ofrecen su primer crédito a través de una tarjeta o un préstamo de libre inversión, la cual normalmente contiene un monto bajo, pero es una gran oportunidad para obtener un crédito sin vida crediticia.

¿Sabías que existen tarjetas de crédito amparadas?

Esto quiere decir que una persona con tarjeta de crédito (titular amparador) puede cederle parte de su cupo a otra (amparado) permitiéndole obtener vida crediticia a través de una tarjeta a su nombre con un cupo inferior, pero con beneficios y descuentos. El uso será responsabilidad y respaldo del amparador, por lo cual se recomienda elegir a una persona correcta y confiable para no afectar su calificación en centrales de riesgo.

Esta oportunidad es excelente para jóvenes emprendedores, universitarios, y amas de casa que no tengan suficiente o no tengan vida crediticia. Así que, si tienes familiares o personas responsables que crean en ti, y en tus sueños, sin duda esta opción es perfecta, anímate a buscar las entidades financieras que las ofrezcan.

Considera otras oportunidades a tu alrededor 

Si estas en busca de obtener vida crediticia, no sólo puedes solicitar una tarjeta de crédito o un préstamo de bajo monto en entidades financieras, sino que puedes hacerlo a través de la adquisición de una línea telefónica de pospago en una empresa de telefonía móvil o una tarjeta propia de almacenes de cadena. Tal vez no te exigen tener vida crediticia, sin embargo, evalúan otras variables como: estabilidad laboral, apoyos económicos familiares, fuentes de ingresos, activos propios, entre otros.

Depende de ti mantener un excelente comportamiento en el pago de tus obligaciones, esta será la entrada triunfal y el camino correcto para el mundo crediticio y las centrales de riesgo.

Te puede interesar: Cómo mejorar tu vida crediticia